martes, 31 de marzo de 2015

como saber si tu hijo adolescente se droga




El uso de cualquier tipo de droga, se debe considerar como peligroso, puesto que no se puede predecir quiénes desarrollarán problemas serios.
 La clave es saber rechazarlas desde el inicio, pero el "decir no" no es fácil para un adolescente.
 Los adolescentes siguen una moda, una tendencia, junto a sus pares, "se masifican",es decir, se mueven y actúan en masa, les gustan las mismas bandas de música, se visten iguales, etc. esto pasa porque todavía no tienen un "yo" o una personalidad bien definida debido a la inmadurez de su aparato psíquico.

algunos síntomas que podríamos notar son:


- Pérdida del apetito.

- Susceptibilidad.

- Repentina caída en el rendimiento escolar.

- Descuido en el aseo personal.

- Desprolijidad en el aspecto físico.

- Cambios repentinos en la personalidad y en los hábitos.

- Exceso de mal humor.

- Irritabilidad. 

- Insomnio, aspecto somnoliento o adormilado.

- Desaparición de objetos de valor o dinero en casa.

- Temblores.

- Lenguaje incoherente.

- Depresión, apatía, desgano, falta de motivación.

- Incapacidad de cumplir con las responsabilidades.

- Aislamiento del grupo habitual de amigos. 

- Hábitos antisociales, como mentir, robar o pelear.

- Crisis nerviosas.

  Si notas varios de estos síntomas en tu hijo, acercate a él, vigilalo muy de cerca, trata de hablarle del uso de sustancias y consulta con un profesional, a veces los adolescentes se sienten mejor hablando con alguien externo a su entorno.
  El alcohol y las drogas son la manera más usual con lo que el adolescente busca "escaparse" de su realidad,(ya no son niños pero aún tampoco son adultos)esta dualidad los descoloca, no saben bien en donde están parados.
Algunos jóvenes están en "mayor riesgo" que otros de desarrollar problemas relacionados con las adicciones. Encabezan la lista aquellos cuyas familias tienen ya un historial de Abuso de Substancias.