jueves, 2 de abril de 2015

el árbol que no sabía quien era



Había una vez un hermoso jardín, lleno de árboles de todas las especies, también estaba colmado de flores.que deleitaban con sus perfumes aquel lugar...todos convivían en armonía y felicidad salvo un solo árbol, que además estaba solo y alejado.

-No sé quién soy! decía, se quejaba  y se lamentaba continuamente el pobre árbol
Y allí empezaron los consejos..... da peras, -dijo el peral. Da manzanas, dijo el manzano, Nooo, mejor rosas, son más lindas y su perfume es único, dijo el rosal...y así continuo el jazmín y todos los demás que allí estaban.
 Pero por más que se esforzara,  no conseguía ser como los demás, cada vez se sentía más frustrado.
Un buen día, de algún año, llegó hasta el jardín un búho, la más sabia de las aves. Al ver la desesperación del árbol exclamó:
-No te preocupes. Tu problema no es tan grave... Tu problema es el mismo que el de muchísimos seres sobre la Tierra. No dediques tu vida a ser como los demás quieren que seas. Sé tú mismo. 
Y cuando el árbol iba a comenzar con las preguntas de como hacerlo, el ave desapareció.
A partir de ese momento el árbol de sintió peor y todos los días pensaba en aquellas palabras, incluso empezó a odiar a ese búho por haberlo metido en este de lío de tener que pensar.
Hasta que un día, comenzó a escuchar dentro de sí, muchas repuestas ..."Tú nunca en la vida darás manzanas porque no eres un manzano. Tampoco florecerás cada primavera porque no eres un rosal. Tú eres un roble. Tu destino es crecer grande y majestuoso, dar nido a las aves, sombra a los viajeros, y belleza al paisaje. Esto es quien eres. ¡Sé quien eres!, ¡sé quien eres!..."
Poco a poco el árbol se fue sintiendo cada vez más fuerte y seguro de sí mismo. Se dispuso a ser lo que en el fondo era. Pronto ocupó su espacio y fue admirado y respetado por todos.




Hermoso cuento,recién cuando pudo dejar de hacer preguntas, consiguió tener respuestas, pudo ser respetado por todos porque él se comenzó a respetar y a permitirse ser "diferente", ya que en ese hermoso jardín, era el único roble.


                                                    recopilación, cuentos zen, y diferentes sitios, adaptación,propia