martes, 26 de mayo de 2015

5 pasos para evitar gritarle a nuestros hijos


 La tarea de ser padres es una tarea muy difícil, por no decir la más difícil de nuestras
vidas,nos venden la publicidad de las madres hermosas, bien peinadas y arregladas junto a niños que sonríen pero cuando vamos a la realidad nos damos cuenta que ser padres nos desborda, como hacer para poner limites, dar amor y satisfacer al mismo tiempo a la misma "personita" que a veces nos pone de cabezas.

Primero hay que entender que nuestros hijos (salvo excepciones ) no son sordos, "solo no nos obedecen", el grito los paraliza, no lo pueden tramitar como una manera de actuar para que hagan caso por que ya no sabemos como hacer para que haga lo que pedimos.
El grito disminuye su autoestima y los pone agresivos, los altera y los desconcierta (por eso aparentemente funciona pero no perdura) muy por el contrario, el limite debe ponerse de una manera suave pero firme, utilizando el lenguaje del cuerpo, manteniendo la mirada con el niño mientras se sostiene la orden dada, luego un gracias o !que bien lo hiciste! refuerza que estuvo bien obedecer a mamá.
También es importante generarle a niño hábitos, es decir por ejemplo, cada vez que se termina un juego, los juguetes se guardan en este lugar antes de sacar otro, o después del baño, nos vamos a dormir. etc utilizar canciones cuando los niños son pequeños es muy útil para que adquieran un habito, como la canción de lavarse los dientes o merendar o guardar o dormir etc.

pasos:

1) Puedes empezar proponiéndote, por ejemplo, una semana sin gritos. Si gritas, la cuenta comienza otra vez desde cero.

2) Su mundo y el tuyo son completamente diferentes, pero eres tú quien debe acercarse a comprender la realidad desde su punto de vista.

3)Intenta despojarte del resto de preocupaciones y emociones negativas cuando interactúes con tus hijos.

4)Detecta los momentos en los que más nervioso/a te pones para poder evitarlos.

5) Mantener la calma, tomarse un tiempo antes de interactuar ante un conflicto, recordar ponerse en su lugar y no pensar que eso que hacen nos lo están dedicando a nosotros, solo están creciendo y parte de ello es ver hasta donde pueden llegar.

                            Laura maffia
click para leer "niños desobedientes"