jueves, 28 de mayo de 2015

la familia y el niño


Desde el núcleo familiar se pueden crear los cambios necesarios para crecer de manera saludable y potenciar el desarrollo del niño,la familia proporciona las primeras experiencias que son claves para el aprendizaje.

El niño aprenderá a ver el mundo y a actuar ante el, según lo hagan sus padres,si su entorno genera un cambio él lo hará, más rápido y de manera más efectiva.
El niño comprende su entorno de acuerdo a sus emociones, si tenemos padres reaccionando de manera desproporcionada con ataques de ira, gritos, golpeando algún objeto, llorando o dramatizando situaciones, de seguro tendremos un niño que reacciona de igual manera (gritando, haciendo berrinches y escenas ante un no, o un reto).En cambio, si tenemos padres que saben mantener un límite de manera segura y contenedora, tendremos niños que saben frustrarse, obedecer y aprender del error.
La familia proporciona las primeras experiencias vitales, las reacciones de sus padres ante el estrés son claves en el aprendizaje. Ante un núcleo que tramita adecuadamente el estrés, ,el niño aprenderá a interiorizar este proceso como algo que forma parte de la vida y a su vez desde esa comprensión desarrollará o tomará estrategias adaptativas al medio que lo rodea.
La tarea de ser padres, educar, enseñar y amar al mismo tiempo es todo un desafío, pero recuerden que el niño es un tabla rasa, un esponja que absorbe todo lo nuestro, nuestra manera de ver el mundo, nuestra forma de relacionarnos con el medio,nuestra manera de frustrarnos ante los problemas...todo eso lo observa, lo asimila, lo aprende y lo copia. 
Hay que mirarnos a nosotros mismos antes de ver que nos angustia o nos molesta de nuestros hijos, de seguro encontarémos "eso" en nuestra forma de procesar la vida, por lo tanto hay que empezar a cambiarlo dentro nuestro, de seguro nuestros hijos, nos copiaran y también cambiarán.(nuestros hijos aprenden en casa)
                      Laura Maffia
click para leer 5 pasos para no gritarle a nuestros hijos.