jueves, 4 de junio de 2015

la sexualidad en sus extremos


Por un lado tenemos un factor compulsivo sexual que se da en algunas personas que por
períodos tienen mucha actividad sexual indiscriminada y luego quizás varios períodos de abstinencia, esto suele darse mucho en personas recién separadas en donde casi inmediatamente comienza una compulsiva vida sexual sin haber pasado por el duelo de su divorcio y luego "caen" y ya no quieren estar con nadie.
Por otro lado tenemos personas con una evitación total del sexo, ya sea por miedo o ansiedad o debido a experiencias traumáticas.( este sería el otro extremo de la compulsión).
Ambos problemas sexuales son difíciles de tratar, ya que implican una personalidad y un estilo de pensamiento muy marcado y arraigado y sobre todo, la mayoría de las veces la persona no reconoce que tiene un problema.

                                  Laura maffia
click para leer"10 pasos para comunicarnos mejor"