sábado, 18 de julio de 2015

¿que es la inteligencia emocional? 7 pasos que te ayudan a alcanzarla.

Las características de la llamada inteligencia emocional son: la capacidad de motivarnos a nosotros mismos, de perseverar en el empeño a pesar de las posibles frustraciones, de controlar los impulsos,
de diferir las gratificaciones, de regular nuestros propios estados de ánimo, de evitar que la angustia interfiera con nuestras facultades racionales y la capacidad de empatizar y confiar en los demás.
El grado de dominio que alcance una persona sobre estas habilidades resulta decisivo para determinar el motivo por el cual ciertos individuos prosperan en la vida mientras que otros, con un nivel intelectual similar, acaban en un callejón sin salida
La vida emocional es la que nos mueve a comportarnos, percibir y actuar de determinada manera en la vida
tipos de emociones:
  • Miedo: el objetivo es la protección y el cuidado
  • Afecto: el objetivo es la vinculación;
  • Tristeza: el objetivo es el retiro. Cuando sentimos tristeza nuestro organismo nos está diciendo "retírate de ahí y vuelve a estar contigo";
  • Enojo: el objetivo es la defensa;
  • Alegría: su objetivo es la vivificación. Viene a ser la batería de nuestra existencia.
Pasos para llegar a la inteligencia emocional
1) Tomar conciencia de nuestras emociones.
2) Comprender los sentimientos de los demás.
3) Tolerar las presiones y frustraciones que soportamos en el trabajo.
4) Acentuar nuestra capacidad de trabajar en equipo.
5) Adoptar una actitud empática y social que nos brindará mayores posibilidades de desarrollo personal.
6) Participar, deliberar y convivir con todos desde un ambiente armónico y de paz.
7) Redearse de gente positiva.

Regular las respuestas emocionales se puede aprender. Al mismo tiempo es un signo de maduración y de inteligencia, cuando la represión emocional adquiere carácter crónico, puede llegar a bloquear el funcionamiento del pensamiento, alterar las funciones intelectuales y obstaculizar la interacción equilibrada con nuestros semejantes. Por el contrario, la competencia emocional implica que tenemos la posibilidad de elegir cómo expresar nuestros sentimientos. 
                     Laura Maffia