sábado, 8 de agosto de 2015

El trastorno límite de la personalidad o borderline


El trastorno límite de la personalidad o borderline (abreviado como TLP), también
llamado limítrofe o fronterizose caracteriza en primera instancia por la inestabilidad emocional, pensamiento extremadamente polarizado y dicotómico y relaciones interpersonales caóticas».
 El perfil global del trastorno también incluye una gran inestabilidad generalizada del estado de ánimo, de la autoimagen y de la conducta, así como también del sentido de identidad.
El Trastorno Límite de la Personalidad aparece generalmente en la edad adulta temprana o la adolescencia. Aun así, usualmente el patrón inestable de interactuar con los demás ha existido previamente durante años y está muy relacionado con la propia imagen de la persona y las interacciones sociales tempranas. El patrón de conducta se presenta en múltiples  entornos (por ejemplo, no sólo en el trabajo o en el hogar) y, a menudo se acompaña de una intensa labilidad o fragilidad (fluctúa su estado, a veces de una manera rápida) en las emociones y los sentimientos de una persona.
Aparentemente el TLP es más común en mujeres que en hombres (el 74% de casos diagnosticados son mujeres), pero esto no se puede afirmar a ciencia cierta, hay quien dice que probablemente se reconoce con menos frecuencia en los hombres, ya que son menos propensos a buscar tratamiento. Se cree que afecta a entre el 1,6 y el 5,9 por ciento de la población general.
sintomas:
-Un patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas, caracterizado por extremos
-Grandes esfuerzos  para evitar un abandono real o imaginado
-autoimagen o sentido de sí mismo  persistentemente inestable.
_Autodañarse.
-Sentimientos crónicos de vacío.
-Impulsividad en al menos dos áreas que es potencialmente dañina para sí mismo (p. ej., gastos, sexo, cortarse,abuso de sustancias, conducción temeraria, atracones de comida)
-Ira intensa y dificultad para controlarla
-Alteración de la identidad
-muestras frecuentes de mal genio, enfado constante, peleas físicas recurrentes
-Comportamientos, intentos o amenazas suicidas recurrentes
-Pensamientos paranoides
-Los cambios (pueden ser muy rápidos) de positivo a negativo:
-La autoimagen también cambia rápidamente de extremadamente positiva a extremadamente negativa.
-estados emocionales negativos 
-exagerada sensibilidad hacia la forma de trato de los demás hacia ellos, reaccionando enérgicamente cuando perciben críticas o comentarios hirientes u ofensivos.
-Conductas impulsivas, como el alcohol,el sexo no seguro y conductas imprudentes en general.El abuso de substancias es un problema común en el TLP, tanto si es debido a la impulsividad, o bien a un mecanismo para soportar otros síntomas y entre un 50-70 % de los pacientes psiquiátricos con TLP cumplen con el criterio de un trastorno por abuso de substancias.
  • Tratamiento

  • Se aconseja, Terapia cognitivo-analítica y farmacología.
  •        Lic.      Laura maffia