lunes, 3 de agosto de 2015

las emociones y nuestro cuerpo



La mente y el cuerpo están íntimamente relacionados, es algo que la medicina alternativa y
las tradiciones milenarias de todo el mundo lo sabe desde siempre. Pero incluso la medicina ortodoxa, sabe que una úlcera de estómago puede ser producida por estrés, se te puede caer el cabello por la misma razón, etc. Pero no terminan de creer que una diabetes se instala en el cuerpo siguiendo los mismos mecanismos que la úlcera, o un cáncer, o una psoriasis, o un dolor de cabeza.
En múltiples oportunidades nuestro cuerpo habla sobre aquellas cosas que no queremos decir, sobre la tristeza, la ira, el desamor, el vacío que sentimos.
hay que revisar la forma que elegimos para comunicarnos y entonces comprender que el abandono de tu pareja, la infidelidad, el maltrato de otros hacia tu persona o lo que sea, no es suficientemente importante para que sigas lastimandote  o enfermes tu cuerpo.
En verdad tenemos un trastorno o desorden con la vida;
- Habla de lo que te sucede, no te lo “tragues”.
- Acepta tu presente, no busques que sea diferente si eso no depende pura y exclusivamente de uno mismo.
- Cuando un problema llega a nuestras vidas, no viene solo, viene acompañado de tristezas, decepciones, lágrimas, llantos, desánimo, kilos de más o dolores en el cuerpo.

Nuestra vida no es más que un reflejo de nuestro estado mental: si en nuestra mente hay paz, armonía y equilibrio, entonces nuestras vidas pueden solamente ser armoniosas, pacíficas y equilibradas. Y si tenemos pensamientos negativos ya sabemos qué es lo que pasa.
Se trataría de encontrar dónde está el conflicto en la mente de la persona y en su campo emocional y resolverlo para que la enfermedad deje de existir espontáneamente al perder su sentido biológico (que lo tiene Siempre).De esta manera, un pensamiento de traición puede alterar la fisiología de una manera muy precisa cambiando instantáneamente a través de alguna glándula la bioquímica del cuerpo. Una emoción como el miedo puede provocar otro tipo de respuesta fisiológica muy precisa y diferente a la anterior, etc.

Realmente, todo aquello a lo que llamamos enfermedad, es una solución que toma el cuerpo físico ante algo que sucede en nuestro inconsciente. De manera que cuando nos sucede algo en el cuerpo, mientras tomamos otro tipo de medidas paliativas, deberíamos preguntarnos Para qué mi cuerpo ha tomado esa resolución. Quizás así podríamos llegar al origen de lo que nos pasa y ponerle solución.

En definitiva, cuerpo grita lo que la boca calla.

                                         Laura maffia