martes, 8 de septiembre de 2015

La depresión melancólica


La depresión melancólica  pertenece a  un subgrupo considerablemente homogéneo de depresiones, a diferencia de las depresiones no melancólicas, que conforman una agrupación mucho más heterogénea.

Las depresiones melancólicas tienen por característica  la presencia de una agrupación de síntomas , cognitivos ,afectivos, psicomotores y vegetativos. Los más comunmente descritos son el retardo psicomotor, el insomnio tardío, el empeoramiento matutino, sentimiento de culpa,la pérdida de peso, agitación,  anhedonía que no es más que la incapacidad para ser feliz y disfrutar.
La depresión melancólica, es un subtipo de depresión mayor definido por diversas características, tanto sintomáticas como de curso, y que puede considerarse cualitativamente diferente de la depresión no melancólica. Se ha discutido acerca de la validez de la melancolía como subtipo de depresión Pero, numerosos elementos apoyan la hipótesis de la melancolía como una categoría diagnóstica independiente. Hoy en día suele considerarse un subtipo del trastorno depresivo mayor. Se trata de una forma severa de depresión.
Los términos depresión,melancolía y  tristeza son distintos, pero están tan estrechamente relacionadas que es difícil desligarlos. En cuanto a la depresión, es una enfermedad, la tristeza es un estado de ánimo pasajero que generalmente tiene un motivo o causa. Y la melancolía es  una actitud ante la vida,  que nos incapacita para ser felices pero que no tiene un motivo concreto.cuando estamos tristes, es por algo, pero cuando estamos melancólicos lo estamos sin más, sin ningún motivo, solamente porque no encontramos el modo de disfrutar del momento presente y actual. 
Los estados melancólicos adquieren diversas formas clínicas, siempre en función de diversos factores, como edad en la que comienza, los antecedentes personales,la  carga afectiva familiar; contexto cultural y el consumo de alcohol o drogas. Las principales formas clínicas son la depresión melancólica bipolar (trastorno bipolar), la melancolía delirante, el síndrome de Cotard, y la melancolía no delirante

causas de la depresión melancólica:

Uno de los aspectos más importantes de la depresión melancólica se sostiene en que es un trastorno que no responde a una situación vital de la persona que lo padece, es decir que es una tendencia que sufren determinadas personas a caer en épocas de melancolía, en las que les cuesta un gran esfuerzo funcionar en su vida cotidiana de forma normal y aceptable o no lo consiguen. Por lo tanto, se ha considerado como probable que el origen de esta enfermedad tan grave sea biológico, ya que predominan los síntomas vegetativos, como por ejemplo, despertarse muy temprano por las mañanas o la pérdida de apetito y  de peso, que puede desembocar en anorexia.
El sistema nervioso vegetativo o autónomo   es la parte que está relacionada con la regulación de las funciones de la vida vegetativa (como por ejemplo, la digestión, la respiración,  la circulación sanguínea, entre otras.) y que, lógicamente, no están controladas por la voluntad. Otra de las pruebas que  avalan la hipótesis del origen biológico de la enfermedad es que las personas que la padecen, tienen mejor respuesta a un tipo de antidepresivos, "los tricíclicos ", uno de los primeros que se emplearon para combatir a la depresión,  a diferencia de  las personas que sufren la forma de depresión no melancólica

Algunos de los síntomas de depresión melancólica son:

-La  falta de reactividad a estímulos
- El  insomnio
- Los síntomas afectivos,vegetativos, psicomotores y  cognitivos
-  La pérdida de peso 
- La anhedonía 
-  La culpabilidad que casi roza el delirio 
- El retardo psicomotor

Tratamiento:

Es imprescindible que la persona siga algún tipo de psicoterapia para que así pueda aprender a afrontar sus ideas de culpa y sus pensamientos negativos  . En los casos  que son más graves y que no pueden mejorar con medicación ni con psicoterapia, en ocasiones, se utiliza, la terapia"terapia por electroshock"o la terapia  electroconvulsiva  

Un poco de historia:

 Tiene el término 'melancolía' su origen en el pensador,  Hipócrates, y siguió usándose ese término hasta el Renacimiento. Apenas  en el año 1725 el británico sir Richard Blackmore renombró esta patología con el nombre que hoy se utiliza de depresión
A lo largo de  toda la historia, el término "depresión" fue mostrando su presencia a través de los escritos  y de las obras de arte,  es más, mucho antes de que naciera la especialidad médica de la psiquiatría, ya  era catalogada y se conocía entre los más importantes tratados médicos de la Antigüedad.
Existen descripciones de la melancolía y  de sus síntomas en varios registros literarios y médicos de toda la humanidad, aunque es la cultura griega clásica la primera en tomar explícitamente este trastorno del ánimo, sin recurrir a descripciones o metáforas literarias.
El modelo médico griego se basaba en las variaciones hereditarias cuya influencia era determinante en la aparición de las distintas enfermedades. El  desequilibrio o el  predominio de un humor sobre los otros humores,  podía describir un temperamento, de acuerdo con la teoría que proponía Hipócrates, aún también la aparición de distintas enfermedades;  Entonces, siguiendo este modelo, los temperamentos posibles eran el sanguíneo, el colérico, el melancólico y el flemático.
Por lo tanto, el temperamento (temperamentum, medida) sería la peculiaridad e intensidad única de cada indivíduo de los afectos psíquicos y de su estructura dominante de humor y motivación;es decir que es la manera individual de reaccionar ante los estímulos ambientales. El colérico por ejomplo es rápido, sumamente activo, práctico en  todas sus decisiones, autosuficiente y sobre todo muy  independiente. Se considera que es , decidido en sus opiniones,muy determinado, sumamente firme y que  se enoja con bastante facilidad. El melancólico es sensible, pero un  poco reactivo, tambíen suele tender al pesimismo y a la pasividad.

"Si el miedo y la tristeza se prolongan, es melancolía."
(Hipócrates)
Pese a  los errores que tiene esta teoría,  Hipócrates no se equivocaba del todo al relacionar los dos síntomas principales característicos de los melancólicos: que son, el temor y la tristeza. Es  debido a  esta gran tristeza que los melancólicos odian, según Hipócrates,  parecen estar continuamente apenados y llenos de miedo, al igual que los niños y los hombres ignorantes,  que tiemblan ante  una oscuridad  muy profunda. Si que se equivoca,  al i relacionar  la melancolía y  la epilepsia, esta confusión persistirá muchísimo  tiempo a lo largo de la historia.
Después de muchas idas y vueltas, en los que inclusive la Iglesia católica pudo considerar que,  la causa de la melancolía tenía como origen a algún pecado cometido, llegó el psiquiatra vienés Sigmund Freud que  publicó, en el año 1917, uno de sus mejores artículos,  "Duelo y melancolía". En este artículo,  él determinó la diferencia entre la pena y la melancolía.
Para Sigmun Freud, la causa de la pena era la pérdida real de alguien, es por ejemplo, una separación de pareja o quizás la muerte de un ser querido, entre otras. En cambio, en la melancolía, la pérdida tendría que ver  más con lo emocional que con lo real. La persona que sufre de melancolía,  tiene la autoestima  baja y se siente demasiado culpable, mientras que la persona que sufre una pena,  (o esta atravezando un proceso de duelo) no siempre ve afectada su autoestima.
                    Laura Maffia