viernes, 9 de octubre de 2015

trastornos del sueño (pesadillas)



El sueño representa una función vital, por ser imprescindible y necesario (el ser humano no puede vivir sin dormir), restauradora (el sueño repara el cuerpo cada día), complementaria y
fundamental para asegurar la vigilia (se duerme para poder sentirse despierto al día siguiente), fisiológicamente necesario.
La pesadilla es una parasomnia (trastorno de la conducta durante el sueño) que tiene relación con el sueño REM (cuando hay un movimiento rápido de los ojos), es una sueño de miedo, angustia y rechazo que se suele dar por muchas causas, que en principio no son para preocuparse, salvo que se den con mucha frecuencia interfiriendo con la vida cotidiana de la persona.

Las causas más comunes suelen ser:

- Por la pérdida de un ser querido.
- Por el incremento del estrés ya sea en el hogar  o en  el trabajo.
-Dejar el alcohol abruptamente.
-Fiebre.
-Algún  nuevo fármaco recetado por el médico.
- Ingerir mucho alcohol.
-Comer mucho justo antes de ir a dormir.
-Drogas.
-Suspensión repentina de determinados fármacos (somníferos o narcóticos).

Los laboratorios de sueños han determinado que mientras dormimos pasamos por cuatro etapas distintas (Adormecimiento-sueño ligero-transición hacia el sueño profundo-sueño Delta o lento-fase REM con cerebro muy activo), con transiciones entre unas y otras, que provocan determinadas alteraciones físicas de relevancia en nuestro cuerpo. 

se producen los siguientes cambios:
-Las hormonas se alteran.
-Se segregan en más cantidad los jugos gástricos.
-continuar moviéndose los ojos
-Aumento de los latidos cardíacos.
-La sangre fluye hacia el cerebro en mayor cantidad.
-Hay un metabolismo cerebral más ligero.
-En el caso del varón, la adrenalina aumenta y por consiguiente se produce un estado de excitación sexual.
                     Laura Maffia