lunes, 29 de febrero de 2016

¿Qué es la psicología perinatal?




La Psicología Perinatal es la rama de la psicología que abarca el embarazo y nacimiento de un bebé,  está orientada a la prevención, cuidado, apoyo, diagnóstico e intervención en
las familias durante todo el proceso que precede al nacimiento. Es decir, a las etapas que van desde la concepción, hasta el embarazo, el parto, postparto y puerperio, aborda los cambios emocionales y psicológicos que se producen durante el proceso de maternidad, siempre teniendo en cuenta la importancia del vínculo saludable entre la madre, el bebé y la familia.También trabaja el vínculo entre la madre y su bebé, junto al papel del padre en este proceso.

Cuando una mujer decide ser madre, hay un gran número de variables que entran en juego. Por ello, es elemental la detección temprana de indicios poco favorables entre la relación madre e hijo, la promoción de la salud mental y la prevención de psicopatologías en salud de la mujer durante el embarazo y el puerperio.Su objetivo es aumentar el bienestar y la salud de la mujer, el bebé y la familia, fomentando las capacidades y habilidades y la autoestima de la mujer.

¿Porqué su necesidad?

Este trabajo interdisciplinario (personal médico, psiquiatría, enfermería, matronas, auxiliares, servicios sociales, etc…) permitirá que exista un espacio para la detección temprana y una actuación preventiva en aquellas situaciones que requieran de una contención emocional para la madre y su familia, que pudieran derivarse tanto de situaciones médicas como psicológicas.
Durante la concepción, el embarazo, el parto y durante la crianza,aparcen muchas emociones que en múltiples ocasiones, no comprendemos y nos daña. La Psicología Perinatal cubre esas necesidades. Aborda los cambios emocionales y psicológicos durante esta etapa y ayudan a que el vínculo madre e hijo se realice con total serenidad y de forma satisfactoria.  Por lo tanto, la Psicología Perinatal implica:

- Dificultades a la hora de concebir.

- Miedos y ansiedad durante el embarazo y posterior parto.

- Partos traumáticos.

- Depresión post-parto.

- Dificultades durante la lactancia.

- Dificultad en el cambio de la situación familiar.

- Desarrollo del vínculo.

- Aborto.

- Bebes prematuros.

5 minutos más de lectura