lunes, 16 de enero de 2017

cada silencio ocupa un lugar y pesa

Todo lo que no decimos, de alguna forma nos genera un malestar o incluso muchas veces nos da síntomas emocionales, es importante saber ir livianos por la vida, tratando de trasmitir lo que nos pasa, lo que sentimos, lo que nos molesta, lo que nos alegra....
A veces las personas omitimos decir cosas por diferentes razones, por miedo a pelear, por miedo a herir, por ahorrar energía, porque creemos que no sería útil etc...Pero es importante saber que los silencios pesan, pesan en el alma, pesan en el cuerpo, pesan en la mente... y ocupan espacios que podrían ser usados para cosas más positivas, para proyectos nuevos, para despejarse, para imaginar...
Cuando uno puede hablar se libera, crece, se escucha, puede cambiar, puede hacerse entender, siempre es mejor decir que no decir.

Hasta la próxima!!!
Laura