domingo, 4 de octubre de 2015

El timo de Clitemnestra y el Síndrome de la Infidelidad Compulsiva (S.I.C)



El timo de Clitemnestra es una técnica de "maltrato psicológico" que utiliza a la infidelidad como una herramienta de chantaje y dominación. Las personas que se valen de este método
mantienen contactos sexuales múltiples para lucrar con sus víctimas. 

El frecuente uso de este método se convierte en un síndrome adictivo que enferma a quien lo practica.

Las pautas conductuales de esta técnica estan en el marco de un proceso premeditado, con el fin de "poseer", "dominar" o "subyugar" la voluntad de otra persona, con el propósito de  obtener de ella bienes materiales o explotarla para lograr algún tipo de beneficio.

El método o "timo de Clitemnestra" es milenario, se ha encontrado en  proxenetas que hacen de la infidelidad, una herramienta de sometimiento y explotación de una o más mujeres.
En esta técnica de maltrato, generalmente no existe violencia física, sino más bien psicológica. 
 Los enfermos con S.I.C utilizan la infidelidad como herramienta de "chantaje afectivo", y cuando el engaño es descubierto, se desencadenan los celos posesivos en la persona engañada, la víctima  es llevada a un estado interior de ofuscación celosa que puede desencadenar situaciones violentas,por ejemplo,cuando leemos  casos de homicidios a causa de los celos que despierta la infidelidad.. Todo esto convierte a este método en un "juego muy peligroso" capaz de destruir vidas enteras. a no ser que la víctima sea una persona que haya desarrollado una gran insensibilidad.  

Habitualmente la persona afectada por el Síndrome de la Infidelidad Compulsiva (S.I.C) termina por  desarrollar el síndrome adictivo

conductas habituales que se dan en el timo de Clitemnestra

1) Seducción a un hombre o a una mujer de dinero 

2) La persona que utiliza este método hace el amor con la víctima, durante el tiempo que necesita hasta "generar" una dependencia afectiva.

3) Una vez que la víctima seducida tiene creados lazos afectivos, la persona que pone en práctica el timo de Clitemnestra, comienza relaciones sexuales ilícitas con otro/a amante, de esta forma, "dejar de sentir afecto hacia la víctima.

4) Finalmente la víctima engañada es dañada, cae del estandarte en el que se le había puesto y queda sentimentalmente herida y subyugada. A partir de ese instante, la persona maltratadora tiene el control sobre la voluntad de la víctima,por el desapego emocional que genera el "chantaje afectivo" a la víctima provocando una herida emocional y la pérdida de autoestima. 



Algunos factores que intervienen en el timo de Clitemnestra

1- Distanciamiento afectivo: El uso del Timo se suele dar dentro de una relación de pareja afectivamente estable, cuando uno de los dos miembros decide distanciarse afectivamente del otro, por medio de la práctica reiterada de la "infidelidad". Provoca una "interrupción afectiva" podría deberse al resentimiento o a rasgos autoritarios en el o la afectada o, en muchos de casos, por una incapacidad de sentir amor sano o por padecer de fobia al amor. En este último caso, se trataría de una enfermedad denominada "Síndrome de la infidelidad compulsiva" (SIC). Esta enfermedad se acompaña, de un gran grado de "adicción sexual" u otras desviaciones sexuales como el sado-masoquismo, la promiscuidad sexual o la prostitución. En las personas afectadas se da mucha actividad sexual faltos de sentimientos. El sexo se convierte en una herramienta de manipulación y consecución de objetivos materiales.

 2-Infidelidad: La infidelidad es algo que viene produciéndose desde que las sociedades humanas inventaron el concepto de "pareja estable", por lo tanto, hablamos de algo,puramente humano, que no se produce en otras especies. La infidelidad, en esencia, es "faltar a la palabra dada". Es traicionar un acuerdo en el terreno sexual y también afectivo, que solo se produce si, anteriormente, se ha establecido algún pacto escrito o verbal de fidelidad. Si no existiera este pacto previo y también una dependencia afectiva en la pareja, no se puede hablar de infidelidad. Así pues, el timo de Clitemnestra se puede desarrollar cuando existe un pacto de fidelidad ya sea verbal, escrito o tácito. La infidelidad, en ese caso, tiende a tomar un cariz marcadamente manipulador y malintencionado porque hay una manifiesta intención de dañar, usurpar, derrotar, etc., (o en el caso del proxeneta, de explotar a la mujer que ha subyugado).

3- Dependencia afectiva: Los síntomas del Síndrome solo aparecen cuando, anteriormente, se ha producido una dependencia afectiva o dependencia emocional   entre dos personas. Si no existiera esa dependencia afectiva no se podría chantajear y amenazar a la víctima, y la infidelidad resultaría insignificante  o indiferente, es decir que no tendría un efecto de daño. La persona que utiliza el timo de Clitemnestra siempre intenta que su víctima dependa afectivamente de él, de lo  contrario, no tendría lo que quiere. Las pautas o pasos conductuales del timo y del Síndrome de la Infidelidad Compulsiva tienen lugar cuando el infiel percibe que su pareja depende de su afecto.

4- Dominación: La dominación de otra persona implica, siempre, un acto de violencia que puede ser físico y/o psicológico. En estado natural las personas son libres y solo pasan a estar dominados, subyugados o "atados" cuando otra persona desea que sea de su poseción  y lo consigue con acciones de violencia física o psicológica destinadas a ese fin. Se considera que el timo de Clitemnestra es maltrato psicológico, porque persigue ese objetivo de dominación de otro ser por medio de una secuencia de acciones de manipulación psicológica que desestabilizan el equilibrio de poder en la pareja estable a favor de la persona que interrumpe sus afectos mediante la infidelidad.

5- Amedrentamiento: La secuencia de acciones que conducen a un "abandono afectivo", tienen la característica de generar el amedrentamiento de la persona engañada. Se consigue que la víctima que ha sido engañada reiteradamente sienta miedo en cuanto a su futuro, pues esa persona con quien pensaba compartirlo, lo está poniendo en riesgo. 

Las personas maltratadoras que practican el timo de Clitemnestra, por lo general, suelen tener rasgos de psicopatía, sádicos o sado-masoquistas.

a) Rasgos psicopáticos: Las personas con rasgos psicopáticos casi no tienen sentimientos. Son frías, calculadoras y cerebrales. Les da igual causar daño a otros, siempre que obtengan algún beneficio propio.

b) Rasgos sádicos: Las personas sádicas sienten placer, cuando ejercen abuso de poder sobre otros. Su beneficio es el placer de dañar,controlar, subyugar y poseer. Son "buscadoras de poder" y lo obtienen dañando, castigando, sacando libertades, imposibilitando que los que están a su alcance se alejen o vivan su propia vida. 

c) Rasgos sado-masoquistas: Las personas sado-masoquistas suelen ser sumisas, en primer término y sádicas, en el fondo. Se someten a personas a las que consideran poderosas y tratan con autoritarismo a los que están por debajo  de su influencia. Algunos sado-masoquistas consiguen subyugar a su pareja afectiva mediante el timo de Clitemnestra.

Muchas veces, el sadismo, la psicopatía y el sado-masoquismo conviven en la misma persona. Estos rasgos se combinan con otros, formando un conjunto, conocido como Ego de la persona. No hay sádicos, psicópatas o sádico-masoquistas "netos". Por ejemplo, una misma persona puede tener comportamientos sádicos ocasionales con una persona, comportamientos masoquistas ocasionales con otra, y comportamientos psicopáticos en otro contexto.

Las víctimas: Cualquiera puede ser maltratado psicológicamente, pero la víctima usual de esta técnica de maltrato psicológico suele ser una persona con una gran necesidad afectiva o carencia afectiva. Estas son personas muy dependientes emocionalmente. Algunas necesitan enfermiza u obsesivamente a su pareja, y el maltratador se aprovecha de esa situación. También son víctimas, los individuos, socialmente aislados o con pocos contactos interpersonales. Los maltratadores psicológicos, y, por supuesto, las personas afectadas por el Síndrome de la Infidelidad Compulsiva se valen de estos seres socialmente desadaptados y los maltratan para controlar sus voluntades y asi conseguir beneficio.
La víctima más frecuente del timo de Clitemnestra, suele ser una persona que ha sido "castigada", "amedrentada" y acosada, -casi siempre, en la infancia-, y tiene secuelas psicosomáticas, habitualmente, parecidas a las de cualquier víctima de maltrato psicológico: Miedo, fobias, angustia, ataques de pánico, pesimismo, depresión, gran inestabilidad emocional, mental y física que facilita las adicciones como el tabaquismo, la bebida o las drogas, accesos de furia, deseos obsesivos de venganza, violencia, etc.

timador:El motivo principal es la obtención de bienes materiales. Estos bienes pasan de ser controlados por su dueño a ser controlados por la persona maltratadora, que se ha "apoderado" de la voluntad de la víctima gracias al chantaje afectivo que conlleva la infidelidad. La propia víctima, puede ser considerada, también, como un "objeto" a poseer. En dicho caso el afectado por el Síndrome de de la infidelidad compulsiva, la esclaviza, castigándola y dañándola, con la intención de explotarla laboralmente, sexualmente, etc. Tal es el caso de los proxenetas, suelen actuar de ese modo con sus prostitutas: Primero las enamoran y de ese modo, consiguen dominarlas para explotarlas luego. En general, solo las personalidades enfermas y carentes de sentimientos, pueden dañar a otros. El maltrato, siempre señala al resentimiento del maltratador. Si hay amor no hay maltrato. Este solo se da en almas resentidas. La solución para ese resentimiento es el trabajo consciente, junto a la liberación del rencor. Existen terapias específicas como el Proceso Ficher-Hoffman que apuntan a ese objetivo, soltando el rencor acumulado en la memoria biológica, así se logra perdonar y sanar. En caso contrario, inconscientemente o conscientemente, causará daño a los demás.

Cuando alguien toma conciencia de que esta sufriendo por esta situación, lo mejor es alejarse de la persona infiel, sin hacer nada. Es muy importante No iniciar una lucha, puesto que eso es lo que persiguen el afectado por el síndrome y su cómplice... Buscar ayuda psico-terapeutica y aceptar que la persona infiel es una persona enferma también es una buena idea, perdonar y transformarse: Si uno se deja llevar por la cólera o por la venganza será arrastrado a situaciones que arruinarán su vida, así que lo mejor es aprovechar estas desafortunadas circunstancias para cambiar de relaciones y de hábitos,  alejarse de las relaciones tóxicas, buscar el  bienestar emocional  y salir adelante dando vuelta la página. 
                                                                              Laura Maffia


otros artículos que pueden interesarte:
El perfil de una persona infiel

10 claves para descubrir una infidelidad.