sábado, 15 de agosto de 2015

trastorno generalizado del desarrollo (TGD)


El trastorno generalizado del desarrollo (TGD) se divide en cinco categorías:


1Síndrome autista (autismo de Kanner)

2Síndrome de Rett

3Trastorno desintegrativo de la infancia

4Síndrome de Asperger

5Trastorno generalizado del desarrollo no especificado

Los trastornos generalizados del desarrollo (TGD) tienen en común una asociación de síntomas conocida con el nombre de tríada de Wing, del nombre de la investigadora inglesa que probó mediante un estudio clínico y estadístico que esta asociación de tres categorías de síntomas aparecía más a menudo que la simple casualidad, porque se trataba de un síndrome (conjunto de síntomas que actúan en conjunto). Son:

1trastornos de la comunicación verbal y no verbal
2trastornos de las relaciones sociales
3centros de interés restringidos y/o conductas repetitivas

La gravedad de los síntomas cambia de una persona a otra (de ahí la subdivisión actual en 5 categorías). Es cambiable en el transcurso de la vida, con una  tendencia espontánea a la mejora incluso en ausencia de una responsabilidad educativa específica, pero esta evolución espontánea favorable sigue en general siendo muy escasa salvo en las formas menos severas, y excluyendo el síndrome de Rett, cuya evolución neurológica es particular. Por consiguiente, es posible que distintas personas que presenten dificultades de intensidad muy variables reciban el diagnóstico de TGD. De ahí la noción de "espectro autista" para describir la extensión de los trastornos característicos de los TGD.

Algunas características particulares:

- Suele comienzar antes de los 36 meses.
-  falta de respuesta a los demás (no fija la mirada, no responde a besos, caricias)
- Deficiencias en el desarrollo del lenguaje.
- Si existe lenguaje, tiene un patrón especial, con ecolalia inmediata o demorada, inversión de pronombres o lenguaje metafórico  .
- Respuesta rara a diferentes aspectos del ambiente: resistencia al cambio e interés o vínculos con algunos objetos.
- Dificultades en la percepción del cuerpo.
- Ausencia de conductas comunicativas para compartir experiencia
- Pensamiento estructurado
- Distintas posibilidades de aprendizajes

causas:

- No tiene origen neurológico.
- No es hereditario.
- Es determinado por la relación afectiva del niño con la madre o padre.
- Afecta mayormente a varones.
- Afecta a las diferentes áreas del desarrollo.
- La  mayoría de los casos es Genética No Definida (Genética Molecular)
- Infecciones congénitas: rubéola, toxoplasmosis, citomegalovirus.
- Infecciones adquiridas: meningitis bacteriana, encefalitis herpéticas.
- Enfermedades metabólicas: fenilcetonuria, alternaciones b de las purinas, mitocondriopatías.
- Entidades estructurales: malformaciones cerebrales, lesiones estructurales del cerebro en desarrollo.
- Trastornos perinatales : hipoxia perinatal, traumatismo obstétrico.
- Otras entidades patológicas: síndrome de West, síndrome alcohólico fetal, síndrome valproíco fetal.

tratamento:
En general se puede decir que, el tratamiento o la intervención en los T.G.D. debe hacerse en función de los síntomas y características de cada persona,  no en función del diagnóstico en sí mismo.
En este tipo de trastornos es indispensable la implicación activa del terapeuta en el proceso evaluativo, de intervención y  de seguimiento. Para ello, hay que utilizar todas las capacidades necesarias para poder entrar en un mundo que es aún muy desconocido. Si logramos entender el particular funcionamiento del niño lograremos intervenir con mayor posibilidad de éxito. Muchos de estos niños, a falta del canal comunicativo eficaz, a menudo expresan sus demandas de forma desadaptada (lloros, rabietas, desobediencia, conductas agresivas, etc...). Essimplemente, como han aprendido a funcionar debido a la  falta de otros recursos.
La guía  psicológica a las familias con niños T.G.D. es, primordial. La familia debe ser entrenada para ser capaz de manejar convenientemente todos las técnicas y estrategias psicológicas precisas para su aplicación dentro del ambiente familiar. 
En ocasiones, no son capaces dediferenciar entre lo que es consecuencia de su propio trastorno o de un mal  hábito  aprendido. Otras veces puedensusgir sensaciones de pena y una falsa creencia en que deben tolerarse ciertas cosas debido a los conflictos que presenta el niño. También puede existir cierto cansancio o sensación de que no hay remedio pese de haber probado varias cosas. Las consecuencias de una tolerancia excesiva o sobre-protección   ante algunos comportamientos suelen ser muy negativas.
                                              Laura Maffia
Otros articulos que pueden interesarte:

autismo y retraso mental (diferencias)

caracteristicas de los niños autistas