jueves, 12 de mayo de 2016

Los humanos aprendemos mientras dormimos

Durante el sueño el cerebro almacena en el hipocampo los conocimientos adquiridos durante el día lo que le permite recordarlos a largo plazo.

Es decir que, ayuda a estabilizar los recuerdos e integrarlos en una red de memoria a largo plazo,así que aunque no es posible absorber nuevo material, se afianza lo ya aprendido.
El sueño tiende a ser considerado como un tiempo de inactividad innecesario pero  el cerebro no se encuentra en reposo mientras duerme: reflexiona sobre las experiencias del día y envía los recuerdos del hipocampo -donde se piensa que los recuerdos se forman en primer lugar- a las regiones de la corteza cerebral, donde se almacenan a largo plazo.