viernes, 9 de octubre de 2015

trastornos del sueño


Los trastornos más frecuentes son:

Apnea del sueño: Donde la persona frecuentemente tiene una o más pausas en la respiración o tiene respiraciones superficiales durante el sueño.

Enuresis: Es cuando la persona se orina en la cama durante el sueño; habitualmente le sucede a los niños.
Insomnio: Es sueño insuficiente, intranquilo, de mala calidad, o no restaurador.
Síndrome de piernas inquietas: Este es un trastorno en el cual se desea o necesita mover las piernas para interrumpir sensaciones molestas.
Terrores nocturnos: Este trastorno tiene por caractrerítica el despertar abrupto,aterrorizado y angustiado de la persona.
Sonambulismo: Las personas caminan o realizan otra actividad estando aún dormidas.
Narcolepsia: Es cuando la persona sufre un gran sueño durante todo el día aunque haya dormido sus horas completas la noche anterior.Sorpresivamente de pronto, uno se duerme sin querer a cualquier hora del día.
Otros trastornos del sueño:
Hipersomnia idiopática: Se trata de una alteración en el curso del sueño en el cual el sujeto, además de dormir durante la noche, duerme de 1 a 4 horas durante el día.
Hipersomnia recurrente: Es un trastorno menos frecuente que el anterior. Se caracteriza por episodios de sueño de 18 a 20 horas durante 3 a 10 días, en el cualla persona no puede levantarse ni siquiera para comer.
Insomnio idiopático.: Esta forma de insomnio es poco frecuente; puede manifestarse desde el nacimiento. Se debe a un trastorno neurológico del sistema de control vigilia/sueño (hiperactividad del sistema de despertar, hipoactividad del sistema de regulación del sueño)

El sueño es un fenomeno en el que existe una relativa inactividad y una disminución de la capacidad de respuesta ante los estímulos externos.
El sueño es una función vital, por ser absolutamente necesaria e imprescindible (el ser humano no puede vivir sin dormir), restauradora (el sueño repara el cuerpo cada día), complementaria y fundamental para asegurar la vigilia (senecesita dormir para poder sentirse despierto al día siguiente), fisiológicamente necesario.
Las alteraciones del sueño pueden producirse por diversos factores: 
-Algunos asociados a variables internas (durante el sueño)
- otros relacionados a variables externas (antes y después del sueño)
-y por último la influencia de enfermedades orgánicas y psicológicas.
El insomnio es quizás el trastorno más conocido y seguramente el más frecuente. Se trata de una  dificultad seria para conciliar el sueño, despertar frecuente durante la noche y despertar precoz. Sobretodo la sensación de haber descansado es nula. Una manifestación común de este trastorno se produce en personas preocupadas por el número de horas que pueden dormir. Cuanto más tarde es, antes intentan dormirse, y en consecuencia, más nerviosas y ansiosas se ponen, dificultan la relajación e imposibilitan la conciliación del sueño. A estas personas les daría más resultado distraerse, ver la televisión, leer un libro o realizar cualquier tarea para salir de la focolización de la angustiante tarea de quedarse dormido.
Otros trastornos del sueño son los terrores nocturnos y las pesadillas. Los terrores nocturnos, son episodios que se caracterizan por llanto brusco, sorpresivo e inesperado del niño, que se acompaña de una expresión del miedo muy fuerte y sudor frío. Generalmente el niño no recuerda haber soñado nada en especial.
Las pesadillas son sueños fuertes y llenos de angustia. Son casi siempre largos y se van complicando cada vez más hasta que el individuo despierta. Su presencia en adultos se puede relacionar con un alto grado de estrés.

Habitualmente los pacientes acuden al médico por los siguientes motivos:

-Problema crónico para conciliar el sueño adecuadamente durante la noche;
-fatiga crónica;
-una manifestación conductual anormal durante  el sueño mismo

Las personas privadas del sueño se vuelven agresivas, y sufren episodios de alucinaciones,olvidos y delirios.

consejos que ayudan a dormir mejor:
-No fumar durante varias horas antes de irse a la cama. La nicotina es un estimulante.
-No beber alcohol por lo menos dos horas antes de irse a la cama. Si bebe es posible que duerma, pero probablemente éste sueño no sea reparador.
-No comer grandes cantidades de chocolate o de azúcar y evitar tomar líquidos en exceso, antes de irse a la cama.
-No consumir cafeína por lo menos 6 horas antes de ir a la cama.
                                                 Laura Maffia