domingo, 18 de octubre de 2015

síndrome de Wendy


Este síndrome se podría definir como un conjunto de conductas que realiza la persona
afectaba por miedo a ser abandonada o rechazada, necesita continuamente resignificar el amor y apoyo de su entorno, por lo tanto no titubeará en hacer cualquier actividad que crea del agrado de ellos, por la necesidad de aprobación y reconocimiento. No es considerado una patología clínica como tal, pero sí es cierto que con el tiempo puede ocacionar ciertos desajustes y sufrimientos en el individuo que lo padece.Se da con mayor frecuencia en mujeres que en hombres.

Las consecuencias emocionales

Burnout (estar quemado) La falta de tiempo para si mismas es habitual ya que constantemente estan satisfaciendo necesidades de los demás, esto tiene como consecuencia habitual que se sientan agotadas y al límite.
Con el paso del tiempo se empieza a sentir tristeza y soledad, y ya nada les satisface, la frustración se hace presente y cobra un lugar de preponderancia.
Depresión y ansiedad, sienten que no llegan a hacer todo lo que se proponen y sobre todo hay una senación de vacio, sienten que su entorno no ayuda y no agradece lo suficiente todo lo que hacen por ellos. 
Conflictos con la pareja, la desigualdad entre el que se ocupa de todo y el que se deja llevar es enorme y crea roces y reclamos constantes, que pueden desencadenar en una ruptura.

Una pregunta frecuente es si el síndrome de Wendy va unido al de Peter Pan

La respuesta es que no necesariamente, aunque es más fácil que exista un o una “Wendy” si hay un “Peter Pan” revoloteando en la familia, ya que se complementan perfectamente, Piter pan encontrará en Wendy, la víctima perfecta de la que aprovecharse y que pueda satisfacer sus necesidades y carencias en tiempo y forma.

síntomas

Para que sea considerado el síndrome de Wendy debe existir un gran temor al abandono y perdurar en el tiempo.
-Gran perseverancia en hacer las cosas por la otra persona.
-Ponerse como objetivo principal de su vida hacer feliz a la pareja o a su entorno.
-Disculparse permanentemente por aquello que no ha podido o sabido hacer.
-Sentirse totalmente imprescindible.
-Ponerse como objetivo principal de su vida hacer feliz a la pareja o a su entorno.
-Disculparse permanentemente por aquello que no ha podido o sabido hacer.
-Gran necesidad interna de cuidar de los demás, esta es una forma de no pensar en si misma y no ver sus propias carencias.
-Estar convencida de que el amor es resignarse y sacrificarse siempre en post del otro.
-Gran necesidad interna de cuidar de los demás, esta es una forma de no pensar en si misma y no ver sus propias carencias.
-Estar convencida de que el amor es resignarse y sacrificarse siempre en post del otro.
-Evitar a toda costa que los demás se enfaden, ya que no pueden soprtar un enojo, se sienten responsables y culpables.
-Convertirse en padre o madre de la pareja.



tratamiento

Lo principal es que el individuo pierda el miedo a ser abandonado y que relacione el amor con satisfacer al otro en todo momento.
- El terapeuta apuntará a hacerle ver como ha sido su comportamiento a lo largo del tiempo, para que sea consciente de que el temor a no ser amado domina su vida y sus relaciones interpersonales.
-Enseñarles a ser asertivos
-La mayoría de los afectados por este síndrome piensan, que si se esfuerzan mucho por el bienestar de la otra persona, le demostrarán su amor infinito y que son imprescindibles y de esta manera evitarán el ser abandonados, es muy importante que esta idea insana de amar y sentirse amados basada en la satisfación y la necesidad sea eliminada definitivamente de la mente del paciente con la ayuda y la guía del terapeuta.
-Comprender que hacerse cargo de las responsabilidades y deberes de otros es dañino para ambas partes y esta actitud se relaciona con la dependencia enfermiza y no con el amor saludable.
-Es necesario el salir de una vez por todas del círculo vicioso en el que se haya metido, para ello es de suma importancia que el paciente aprenda a decir que no sin sentir culpa y a delegar tareas en otras personas.
-Ayudarles a re-establecer relaciones equitativas con los demás, en donde haya empatía de ambas partes, y que quede claro la diferencia entre amar y satisfacer.
-Aumentar la autoestima es fundamental para que la persona sienta que vale por lo que es y no por lo que hace.
Laura Maffia